Receta Bechamel Sin Mantequilla: Cómo Cocinarla Fácilmente

¿Eres de los que piensa que la bechamel sin mantequilla no puede ser tan deliciosa como la clásica? ¡Pues estás equivocado! En este artículo te enseñaremos cómo cocinar una receta de bechamel sin mantequilla que te encantará.

La bechamel es una salsa básica en la cocina, pero su ingrediente principal es la mantequilla. Sin embargo, esta receta es ideal para aquellos que quieren reducir su consumo de grasas o no pueden consumir lactosa. Además, es muy fácil de preparar y el resultado es una bechamel cremosa y deliciosa.

¿Qué necesitas? Harina, aceite de oliva, leche y sal. Tan solo cuatro ingredientes que seguramente tienes en tu cocina. La preparación es muy sencilla, solo tienes que seguir los pasos y en unos minutos tendrás una bechamel sin mantequilla lista para utilizar en tus platos favoritos.

¿No te lo crees? ¡Pues prueba esta receta y sorpréndete a ti mismo y a tus comensales con una bechamel sin mantequilla deliciosa!

Ingredientes Cantidad
Harina 2 cucharadas
Aceite de oliva 2 cucharadas
Leche 500 ml
Sal Al gusto

¿Cuánto tiempo se puede conservar la bechamel casera en la nevera?

La bechamel casera se puede conservar en la nevera durante un máximo de 3-4 días en un recipiente hermético. Es importante que se mantenga refrigerada para evitar la proliferación de bacterias que puedan afectar su sabor y calidad. Si notas algún cambio en la consistencia o el olor de la bechamel, es recomendable desecharla y preparar una nueva.

¿Es seguro refrigerar la bechamel caliente?

Sí, es seguro refrigerar la bechamel caliente. De hecho, es recomendable refrigerarla lo antes posible para evitar que se estropee. Para hacerlo correctamente, sigue estos pasos:

– Deja que la bechamel se enfríe a temperatura ambiente durante unos minutos.

– Transfiere la bechamel a un recipiente hermético y ciérralo bien.

– Coloca el recipiente en la nevera inmediatamente después de cerrarlo.

Es importante asegurarse de que la bechamel esté completamente fría antes de refrigerarla, ya que de lo contrario podría elevar la temperatura de la nevera y poner en riesgo otros alimentos. Además, es recomendable consumir la bechamel refrigerada en un plazo de 2-3 días para garantizar su seguridad alimentaria.

Leer también:  Receta Fácil para Crema de Champiñones de la Abuela

¡Y así es como se prepara una deliciosa bechamel sin mantequilla! ¿Qué tal te ha parecido la receta? Espero que te haya resultado fácil y práctica de seguir. Recuerda que esta salsa es perfecta para acompañar tus platos favoritos y darles un toque extra de sabor y cremosidad. Si tienes algún truco o sugerencia que quieras compartir con nosotros, no dudes en dejarlo en los comentarios. ¡Buen provecho!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.